Esfuerzo y pasión a todo lo que hagas,

Vamos a conocer aquello  que nos permite trabajar precisos y prestar atención a los detalles y a los aspectos más escondidos de lo que se está estudiando. Vayámonos a ver las áreas prefrontales (detrás de la frente y encima de los ojos), esas áreas cerebrales que mantienen la atención.  Es necesario no solo poner atención, sino mantener la atención, si lo que queremos es poner al descubierto hasta los detalles más ocultos de lo que se está observando.Por eso, de alguna manera han de estar involucrados núcleos cerebrales implicados en la motivación.

Se ha demostrado que tanto el núcleo accumbens como el estriado ventral (que forman parte del circuito de la motivación) son los que mantienen activa a la corteza prefrontal para que busque cada acción al detalle que se precise en el trabajo que se está llevando a cabo. Por eso, la creatividad es hija del esfuerzo y la pasión. Justifica esto pues, la razón que le damos a Nietzsche cuando dijo que:

“la imaginación del buen artista o pensador produce cosas buenas, mediocres y malas, pero es su juicio, que ha adiestrado hasta la excelencia, el que rechaza, selecciona y conecta.”

brain-1728449_1280

Sé que sueñas con convertirte en una persona dónde todo tu talento aflore, por eso tienes que desafiarte constantemente a salir de tu zona de confort, animarte a abrazar la incertidumbre y a aceptar el posible fracaso, para así poder descubrir, aprender , mejorar y superarte. Quien no está continuamente elevando su estándar propio, no llegará a alcanzar su mejor meta. Las personas que muchos admiramos por sus logros han trabajado de manera constante hasta llegar a dominar algo de una forma extraordinaria.

sunrise-1765027_1920

Recuerdo que un magnífico jugador de fútbol, viendo pelotear en la cancha de prácticas a otros buenos jugadores americanos, vio que uno al dar un lanzamiento muy malo, se frustró y se fue. Poco después, otro jugador dio también uno malo, también se frustró por unos segundos, pero luego se repuso y continuó dando cubos de bolas hasta que se sintió satisfecho. Esta forma de ser es algo que uno entrena y no simplemente algo con lo que uno nace. Saber vivir no en base a la emoción del momento, sino en base a las propias elecciones, requiere una visión clara e inspiradora y un entrenamiento constante.

Lo importante no es lo que nos cuesta, sino hacia dónde nos lleva. Lo importante no es dónde estamos, sino hacia dónde miramos. Lo importante no es tanto el punto de partida como el punto de llegada. La paciencia no es aguantarse, sino adaptarse al ritmo natural de las cosas.

header

 

Anuncios